miércoles, 31 de agosto de 2011

Triunfitos


Le encargaron la letra de una canción. Era para un concurso donde competían muchos países y un jurado otorgaba puntos. La canción se llamaba ¿Eres tonto o ensayas?, pero la dejó inacabada por falta de interés. Su intérprete, sin embargo, la cerró con el primer párrafo que repitió tres veces seguidas y, al hacerlo, lo convirtió en estribillo, dándole un formato mucho más adecuado. ¡De single! El tema era fresco. Iba de un chico que, sin querer, le desvelaba a otro el final de “Sospechosos Habituales”. Usual Suspects…. La citaba en inglés. Pero no ganó. La culpa no la tuvo el título sino los coros. “El mejor truco que inventó el diablo/fue convencer al mundo de que no existía.” Como sonaban en loop, los miembros del jurado se asustaron tanto que la descartaron rápido. El intérprete salió de ahí por patas. Seis cubatas más tarde, le recogió un taxista. “¡Ni siquiera me puntuaron!”- se lamentó, aunque estaba tan borracho que el taxista entendió “Ni siquiera me putearon”. “Pues alégrese –le dijo- desde que Sarah Bernard se lo hizo todo encima, así es el mundo del espectáculo…” Y de aquella frase, sacó un nuevo tema. 
"Se llamará Mucha Mierda y será un éxito asegurado". O eso es lo que le contó a su productor. 

Escrito por mí, mientras no me salía lo que de verdad quería escribir...

3 comentarios:

Insonrible dijo...

Los renglones torcidos de algo... No está mal, no está mal...

porlatangente dijo...

Gracias E. Igual me quedó vulgar. Es lo que tiene ponerse de mal humor! ¿Qué tal lo tuyo?

Insonrible dijo...

De nada. Lo mío bien, por ahora. Estoy con todo el tema de buscar editor (casi ná...). Pero se va haciendo, que es lo mejor y más divertido.