viernes, 12 de agosto de 2011

2. Volver a empezar

En "Soñando América" Russell Banks describe los mitos sobre los que forjaron los Estados Unidos. Habla del Dorado, la fuenta de la Eterna Juventud y el puritanismo de Nueva Inglaterra, que es la región que visitamos, aquella que se extiende de Connecticut a Maine e incluye Massachussets, New Hampshire y Vermont.

John Gast's 1872 painting American Progress, the personification of the United States  leads the way by stringing telegraph wire as she sweeps west…



En Nueva Inglaterra desembarcó el Mayflower con los primeros colonos (1620). Por lo que he leído, muchos de ellos eran disidentes o extremistas religiosos que iban en busca de una segunda oportunidad, como si la verdad sólo pudiera ser revelada en el Nuevo Mundo, lejos de la vieja Europa y los vicios su industrialización.
Más adelante, cuando el recién inventado telégrafo se expandió por Norteamérica, se ensayaron nuevas formas de comunicación con el más allá... pero de tanto reunirse, "la verdad" dejó de ser un asunto exclusivo de la otra vida para empezar a discutirse en las asambleas.  Eso explicaría que además de sus inclinaciones fanáticas y extraños cultos (del celibato a la poligamia, eugenesia, dietas estrictas, curas de fe...), las nuevas sectas (shakers, mesmeristas, oneida, zaoritas, New Harmony)  defendieran la abolición de la esclavitud, la reforma de la educación o la igualdad de sexos y, sobre todo, la vida en comunidad. En este contexto, las mujeres, que con frecuencia hacían de medium, alcanzaron cierto protagonismo. Es el caso de las hermanas Fox o la tronada Ann Lee de la que me hablaron mi amigos Jeleton mucho antes de hacer este viaje. De hecho, ellos me han prestado este dibujo de la hermana shaker Alice Smith. Lo hicieron como parte de "Acts 4,32" y su versión anotada sobre "Rock My religion" de Dan Graham, que traza una analogia entre los shakers y el rock and roll. ¡Tela!

Yo leyendo el Walden junto al Walden

Sectas y Jerry Lee Lewis al margen, también fue en esta región donde Thoreau construyó una cabaña como parte de un experimento  y escribió Walden.

"Fui a los bosques porque deseaba vivir en la meditación, afrontar únicamente los hechos esenciales, y no sucediera que estando próximo a morir, descubriese que no había vivido. No quería vivir lo que no fuera vida; ¡la vida es tan cara!, ni tampoco deseaba practicar la resignación, a menos que fuese enteramente necesaria. Quería vivir profundamente y extraer todo lo maduro como para infligir una derrota a todo lo que no fuese vida; guadañar un ancho espacio a ras del suelo; empujar la vida a un rincón y reducirla a sus términos más bajos, y si mostrase ser mezquina, obtener su genuina y total mezquindad y publicar su miseria ante el mundo; o si, resultara ser sublime, conocerla por experiencia, y ser capaz de dar una verdadera noticia de ella en mi próxima excursión."

El Walden es un gran estanque situado en Concord, Massachussets. Lila y yo lo cruzamos a nado. El agua era dulce y muy verde, de un verde brillante pero opaco de los que no te dejan ver qué hay al fondo... Más adelante nos bañamos en un fiordo (Acadia), en un río y en varias cataratas. Estados Unidos tiene paisajes increíbles y muchísimo espacio.
Viajar por sus carreteras locales es muy entretenido. En el Noreste uno puede toparse con iglesias de todo tipo, almacenes de kayak, graneros de madera grises o rojos algo viejos (!), moteles, baretos, tenderetes de comida local y muchos anticuarios y preciosos túneles. Por supuesto, no faltan carteles de los de "adopta una autopista" o los que alertan al conductor del riesgo de atropellar a erizos y alces. A veces, suceden cosas raras: nos topamos con una especie de cárcel que era una librería de segunda mano, un puente de madera que al no llevar a ningún sitio había pasado a ser una galería;un faro de cristal con bichos diseccionados (o eso creemos porque no supimos dar con otra explicación) o un refugio para los que se animan a hacer a pie los Apalaches. Ni el pueblo más perdido renuncia a tener una biblioteca, una post office, una heladería y un farm market.
Si Massachussets es cuna de universidades importantes, Vermont es uno de los estados más progresistas, además de la patria del movimiento orgánico. En Maine (quizás el estado más bonito de todos) se vive de blueberries y pesca de langostas y en la frondosa New Hampshire es donde se exilió del mundo J. D Salinger y hay un montaña a la que conceden un mérito extraño...

Waterfalls en Warren, Vermont



Continuará.



7 comentarios:

teo dijo...

bonita sonrisa. Y ojos llenos. Vaya excursiones que se pega!! Qué suerte!!

teomasito dijo...

http://politica.elpais.com/politica/2011/08/02/actualidad/1312306704_593265.html

lo ves, si tuvieras el twiter te podría mandar noticias.

anana dijo...

qué guapa!

Ferran Esteve dijo...

Andreaaaaaaa, en mi último zine hay un cómic sobre Thoreau en Walden con algunas de esas frasesssss. ENVIDIA

La chica automática dijo...

A los 18, como buena fan de Auster, traté de leerme Walden y duré cero. En China me lo compré de nuevo, en original, y ya lo he regalado. Pero sí, sí, ¡claro que sí!

porlatangente dijo...

Ferran: Ese zine... ¿es el de Porcellino?

Lu el Walden es más divertido nadarlo.

Ferran Esteve dijo...

No, es un cómic mío y es mejor (toma ya) que el de Porcelinno, jajajja