jueves, 19 de noviembre de 2009

Hundir la flota

Hace tiempo que no digo lo de "el mundo se divide en", ¡con lo que me mola dividir el mundo en cosas! Así que voy a retomar la costumbre.

El mundo se divide en:
a) la gente que se estimula viendo mucha mierda a su alrededor, porque piensa que ella/él siempre lo podrá hacer mejor. O porque de los cabreos nacen grandes cosas.

b) la gente que SOLO se estimula viendo cosas chulas a sus alrededor, porque piensa "Joder, yo también quiero hacerlo".

Yo soy de las segundas. Lo primero ni me consuela ni nada y es una putada pues es lo que abunda. Lo segundo, tiene un lado chungo y si se te va la olla, se llama Competitividad. En fin, ver Pozos de Ambición me ha dado una alegría inmensa. Por ejemplo. Y leer a Carson MacCullers (aunque me joda decirlo, pues es la típica lectura de fan de Susan Sontag) Y las sesenta cartas que mandaron Marc y David a, entre otros, Mercedes Milà, los gerentes de Mercabarna, el departamento de marketing de Cola Cao y mi propio padre. ¡Viva!

Es más, me siento atraída por la gente a la que le gusta mucho su trabajo y encima te lo explica. Si el trabajo es técnico, ya ni hablemos. Pero cada vez me cuesta más dar con ellos/as. Es una raza en extinción... (Banqueros: abstenerse. Me dais pereza si o si).

Y hablando de bandos. Últimamente todo me parece de derechas. He apostatado por carta. Espero la respuesta. Voy a ser franca y caer en el descrédito absoluto. Soy cutre. Ya lo he dejado caer por ahí... He apostadado por una peli de Amenábar. Bueno, digamos que él me dio el empujoncito final. Y a día de hoy, sigo sin arrepentirme.

Por motivos que no vienen al caso, pensé en renunciar a la iglesia hace tiempo. En noviembre pasado, para ser exactos, cuando no sé qué plataforma convocó una apostasía masiva. No lo hice por pereza y porque "lo masivo" en general me da asquillo. Me viene la imagen de 1000 lémurs ahogándose a la vez. Y jo, yo prefiero apostatar por mi cuenta, pues queda más romántico y adulto. Es cierto que el catolicismo tiene sus ventajillas. No creais que no lo he pensado. La culpa, la redención... son cosas que dan una dimensión tan literaria a nuestra existencia. Sí, sí, le da caché. Le da un halito Lars Von Triers que pa qué. Y encima, esta Ortodoxia de Chesterton. Es un libro muy bonito. Además en el 90% de los casos, si te equivocas, rezas unos cuantos Aves Marías y santas pascuas. Externalizas tu mierda con el rezo.

PERO lo hice por el cuello de Hipatia que fijo que sujeta una cabeza muy sabia, no como los emisarios de Dios que parece que se les atragante la vida. Igual si sacan Sister Act 3 me doy cuenta de que ser creyente es tan enrollado como escuchar a los Blues Brothers, y me renuevo el carnet, pero hasta entonces... ¡BUENOS DíAS!


12 comentarios:

Leandro dijo...

No veo por qué te tiene que dar vergüenza decirlo. Los cuentos de Carson McCullers son estupendos. Y El corazón es un cazador solitario es una novela a la altura de su título; creo que se pueden decir pocas cosas mejores de ella. Tengo en tareas pendientes Refleojos en un ojo dorado. De Susan Sontag, no sé, no contesto

Leandro dijo...

Perdón, quise decir Reflejos. Aunque refleojos ha resultado ser un bonito palabro; me lo reservo para cuando se presente la ocasión

g_ dijo...

Tengo que comentarte que este post tiene un tufillo socialista de ese del que tanto te gusta acusarme.
Por otro lado apuntar que cuando dices "lo hice por el cuello de Hipatia" en realidad sabemos que quieres decir "lo hice por el escote de Hipatia"

porlatangente dijo...

A veces tengo rechazos injustificados porque Susan Sontag fijo que es muy lista y El Corazón es un cazadar bla bla bla es genial. Pero es de feminista progres... Y ay ay ay.
G: ¡abajo el buenrollismo socialista! Aunque he de reconocer que me ha quedado un poco así y que con los años -¿35 ya?- te vuelves más sabia. Grrr!

Leandro dijo...

El corazón es un cazador solitario (¿cómo se puede uno cansar de repetir ese título?) no es de feministas progres. Es más, no sé qué puede tener que ver con las feministas, ni con los progres. Sin duda, me perdí algo muy importante al leer ese libro. Tal vez las doscientas primeras páginas. O las últimas. O las de en medio, no sé

porlatangente dijo...

Tienes razón. No es por el libro. El libro es maravilloooso. Es que esta señora le dedicó no sé qué balada a otra, y entonces pasó a ser un icono. No te has perdido nada. ¡Es extraño cómo surgen los iconos!

Anónimo dijo...

Snob!

La chica automática dijo...

A mí me gustó The Ballad of the Sad Cafe, sí, sí. El Corazón lo tengo pendiente aún sobre la chimenea. Se acumulan que da gusto. Ayer incluí un Violette Leduc, Los anillos de Saturno y Antología de la Literatura Alemana... I hate books! Apostata, apostata, qué grato. YO VI el cuello/escote de Hypatia en directo, en el rodaje en Malta, trabajaba una amiga en los decorados (Ro, de hecho) y fui a verla... ja!

emeygriega dijo...

Coincido con leandro: hasta ahora todo suena bien, Mc Cullers. Reivindicar lo cutre, genial, le he dedicado unas palabras al asunto hace poco..., incluído Miguel Bosé. Ese niño pijo me consterna desde hace años...
Y dividir a la gente en dos, ¡simplemente perfecto! Me harta la apología de los grises.

Cuando Pilar Rahola -que viene a Buenos Aires a explicarnos la vida y sobre todo la izquierda- todo esto resulta orgánico, como hacer pipí o respirar, así de simple.

Saludos y a seguir con la arbitrariedad y la sentencia.

puaj dijo...

"Sabio es aquél que conoce los límites de la propia ignorancia". (Sócrates)

jijaju!

porlatangente dijo...

Automática, anda que fardar con algo así... ejem! Y luego a hablar de Sebald, que casi pasa de escribir en párrafos. Supongo que los escotes y las piedras no son incompatibles. ¡Ya contarás!
EmeyGriega, viva la contundencia. Y a la Rahola te la regalo. De la familia Bosé ni hablemos. Me da tanta grima como el clan Guillén Cuervo. Puaj, eres tan puaj... A ver qué pasa con La Fonografica en BCN. Y si quedamos por Poble Sec que en unos meses será mi barrio.

puaj dijo...

tu barrio mamaaaa!!!