sábado, 15 de agosto de 2009

Augustus 3/4



3. Dejadez.
Existe gente que viaja sin salir de su casa y que es muy dada a hallar correspondencias entre lugares que ni siquiera conoce. A ella, sin ir más lejos, le sucedía continuamente. Un día, por ejemplo, vio en el Pasaje Sert un fragmento de París. Era un pequeño bulevard en el que tiempo atrás existió una agencia que se dedicaba expedir cartas desde cualquier parte del mundo. De hecho, hoy, muchas de esas postales se venden en el mercado de Sant Antoni porque nunca llegaron a su falso destino. Y es que según este sistema, uno podía hacer ver que estaba en Sofía o Budapest cuando en el fondo, no se había movido de casa o andaba haciendo el hortera en Torremolinos. ¿De qué extrañarse? En agosto el tiempo se dilata, pero nuestras exigencias también. “Juanita Banana”, “Mueve tu cucu…” Incluso es probable que el politono naciera justo en aquel mes, como las camisetas Acid House y las carpas. Y es que cuanto más lo pensaba, ¡qué difícil era cumplir años en el momento más indigno del año, cuando lo que no era insustancial, resultaba efímero! Y más, en el mediterráneo. Con tanto calor, uno podía ir a la playa a dormitar entre las páginas de una novela policíaca, o dedicarse a freír huevos sobre un capó. Porque agosto era el mes de las comidas poco elaboradas. De la risa floja y los engaños. Del arrancarse pelitos con las manos, de ver la televisión a todo trapo o pasarse el día en chanclas con una manguera en la mano. Lo había visto tantas veces… Aunque ella quisiera celebrarlo a lo grande, a su alrededor, todos acababan perdiendo las formas. Bostezaban y hablaban con frases cortas. Eran víctima de un ensimismamiento muy singular. A veces parecían ancianos esperando a que los demás vinieran a entretenerles, porque el ocio ya era una responsabilidad externa. Por eso, muchos padres enviaban a sus hijos fuera: de colonias, de intercambio o de au-pair. Ella, por ejemplo, cuando aún era adolescente se había sorprendido posando junto a una cabina de teléfono roja con una sonrisa que sólo existía en los libros de inglés, que no le pertenecía. Y era tan extraño…

5 comentarios:

La chica automática dijo...

Supongo que ya son hartos anyos como para convencerte de lo contrario...y a mi no me gusta convencer anyway. Le das tanta importancia al cumple en realidad? Yo si eh. Me paso el mes anterior vociferandolo a los cuatro vientos. Me gusta. Y que paso en el mejor verano del mundo mundial? Celebraste tu cumple en Edimburgo? El calor provoca dejadez. La lluvia constante apatia. Voto por Utrecht como proximo destino, cumpleanyero o no.

puaj dijo...

Agosto es el mejor mes del año y punto.

porlatangente dijo...

Automatica...Para ser sincera, "me la suda" (perdón papi) mi cumple pero necesitaba unir los textos por algún lado, y cuanto más idiota fuese la excusa mejor. La, la, la. ¿Cuela? Cambiando de tema... ¿Has oido hablar de la lingüística forense? Es que con "harto" te delatas continuamente. ¡Mola! Mmm, Utrecht me parece un destino tan sexi como La Haya o Postdam. En el vuelo de ida fijo que regalan puzzles, así que vota, vota. A Edimburgo fui a ayudar a mi hermana que tiene una compañía de teatro y los pasamos súper bieeen. ¿Existe todavía el café de los elefantes? ¿Huele el aire a levadura?

Puaj, echaba de menos esa contundencia. Mi lecturita de verano... ya que estamos: Eichmann en Jerusalén de la Arendt. En un capítulo se refiere a Hungría como una monarquía sin rey, regentada por un almirante sin armada que se dejó caer en un país sin salida al mar. Osea, que durante un rato ¡no dieron una! Soy fan. De remate vi Control que no me dio más, pero joder con Joy Divison...¡Esas camisas,esas canciones,esas portadas! Lo del Pony nunca sucedió. A ver si antes de irme...

La chica automática dijo...

El olor sigue ahí: maravilloso. Las calles estaban atestadas de gent(uza) ofreciéndote todo tipo de flyers para todo tipo de shows para todo tipo de bolsillos. Acabé odiando a media humanidad. Nunca fui demasiado fan de la Elephant House, sino de un pub casi al lado, el Sandybels. Abueletes tocando en directo el violín, la gaita, el tambor irlandés, la flauta. He tratado de buscar lo de la lingüística forense, pero no acierto a entender lo que me dices...

Christine Sixteen dijo...

Los últimos 5 min me producen más tensión que cualquier thriller.
La clave del final está en los capis "Stage 5" y "Soprano Home Movies", sobre todo en la conversación que mantienen Tony y su cuñado Bobby.
Y la jukebox, con esas canciones, que representan la vida de Tony.. lo de los aros es lo mejor, y Meadow intenta aparcar tres veces, será porque Tony sufrirá su tercer intento de asesinato?