martes, 17 de febrero de 2009

"No haré otra película de pingüinos" W.H




H. Kaiser: Las criaturas ahí abajo parecen de ciencia ficción. Es como si salieran de una ciénaga y te fueran a comer. Tienen ganchos que te agarran… Si tratas de escapar es peor porque acabas atrapado en tus propios movimientos. Y éste es sólo un ejemplo de lo que sucede. También hay gusanos con horribles pinzas y mandíbulas… Es un mundo increíblemente violento que no vemos porque estamos cubiertos de neopreno y somos mucho más grandes. No nos afecta. Pero si nos redujesen a la escala de ese mundo, sería un lugar horrible para vivir.

W. Herzog: Y existía antes que el ser humano. ¿Crees que la raza humana y otros mamíferos salieron del océano a tierra firme para escapar de eso?

H. Kaiser: Sí. Creo que ése fue el motivo. Lo que nos llevó a evolucionar hacia seres de mayor tamaño era escapar de algo muy violento, aunque fuese en miniatura.

Supongo que vivir en la Antártida te trastoca el entendimiento pero te da una visión más poética de la existencia. Incluso las brújulas dejan de ser precisas. Se van hacia los extremos. A veces ves cielos invertidos, otras, un trozo de espacio –la luna quizás-, o algo muy similar a las entrañas del ser humano. Y luego hay toda esa gente con un pasado extraño. Es como si sus historias solo pudieran concluirse ahí, en el culo del mundo. Están un poco solos, pero a sus pies todo se mueve y hace ruido.

O eso es lo que se ve en “Encuentros en el fin del mundo”. Me ha gustado mucho.

11 comentarios:

S. dijo...

Yuju! Shackleton!

Tienes que ver este otro docu. a L. le aburrió un poco, creo, pero yo no podía dejar de dar saltos en el sofá. Escalofriante... ejem.

S. dijo...

Ah! Este que me has pasado tú, mierdil, las dramatizaciones del final... puaj puaj. También da cosica, sí, pero da más vergüenza que cosica. Mirate el de S. O mejor, te lo llevo cuando te lleve el Die Beispital.

Del señor Herzog ya está todo dicho, así que na.

porlatangente dijo...

Sa ya te expresas como Puaj. Esos dos alpinistas no lo llevan bien. Terapia ya. Y me encanta que digas de un docu que es mierdil!!!
Crees que si nos metemos un cubo de plastico en la cabeza y nos agarramos a una cuerda, será como estar en la AntártiDa?

S. dijo...

Me expreso como puaj porque digo puaj o va más allá???

Christine Sixteen dijo...

La escena del pingüino solitario consiguió que llorase como cuando veo "La fuerza del cariño".

Las personas-jes que aparecen hacen que no eches de menos a Kinski, aunque me hubiera encantado verlo embutido en un traje de neopreno...


Tía, los hombres estatua son más odiosos que los hombres orquesta!!

Christine Sixteen dijo...

Eso pensé yo de las Converse y la lavadora, que no harían buena pareja. Y al final las metí en la bañera y las dejé flotando con detergente.
Se han quedado igual de sucias...

puaj dijo...

mierdil tambien lo diría yo
igual más merdil pero bueno
va en caminito puaj!

Anónimo dijo...

es la última de woody hallen?

Christine Sixteen dijo...

El Cazador es una de mis pelis favoritas. Cada fotograma es antológico.

yprh dijo...

Me la estoy descargando, a ver cuando baja... Vivir en la Antártida, sí, te debe trastocar todo. Yo tengo que ver una aurora boreal antes de que prefiera verla en vídeo para sentarme al lado de la estufa, que seguramente será no dentro de mucho.

Penny Lane dijo...

La vi en un pase veraniego, tumbada en el suelo del CCCB y me acabó doliendo la tripa de tanta risa y los ojos de tanta maravilla

Genial, Herzog es un crack