miércoles, 15 de febrero de 2012

De flores y rock and roll

Cuando tenía 18 años asistí a una conferencia de Aki Kaurismäki sin saber quién era. Le invitó mi Universidad. En la sala había unas diez personas y él estaba borracho. Apoyé mi trasero en una butaca pero ni llegué a sentarme. Le ví de lejos. Creo que alguien le preguntó: ¿Y cómo es rodar con tanto frío? ¿O era con el bolsillo justo? Ni me acuerdo.

Y ahora que han pasado... ¡trece años! me encantan sus películas. Algunas son muy duras como La chica de la fábrica de cerillas o Luces de atardecer.
Me gusta cuando sus personajes se sientan, frente a una mesa. Hablan pausadamente pero aún así transmiten mucha vitalidad incluso cuando sostienen un gesto. ¡Lo congelan ellos, no la cámara! En sus frases, marcadamente monótonas y hasta postizas, siempre hay un giro único, ¡muy suyo! Y cerca hay alguna flor y hasta una nota de rock and roll. El sábado vimos Le Havre, que es lo más cerca que ha estado de Sonrisas y Lágrimas. A mi juicio, tiene mucho carácter sin ser excéntrico, cosa extremadamente difícil con los tiempos que corren. ¡Viva Kaurismäki!

Además, dan ganas de coleccionar sus portadas. Son preciosas. Todas.





El bello Janne Hyytiäinen

5 comentarios:

Toronto dijo...

¡Viva!

Elena dijo...

Ayer tu entrada deshizo (a favor de los cines Verdi) mi duda sobre si ir o no ir (a verla). Chapeau.

yprh dijo...

He visto la de la chica de la fábrica de cerillas, la del señor que pierde la memoria y al final recuerda que era un soldador, y creo que otra más, pero hace mucho. Tiene mucha gracia este tipo, siempre me ha encantado. Pero ver un par de sus pelis es motivo suficiente para no querer ir nunca a Filandia.

(Por cierto, los sres. del fotolog al final han conseguido deshacerse de nosotros)

porlatangente dijo...

Yolanda, ábrete un blog. De ninguna manera puede permitirse el mundo vivir sin tus crónicas. Más claro, ¡agua!

anonimo dijo...

eso de yolanda ábrete un blog suena muy porno, es como la chica de la radio cuando dice tenemos el twit abierto, hay que tener cuidado con esas cosas que luego josé mota se hace un gag gggggg