martes, 22 de julio de 2008

Tic, tac...


Aquel reloj astronómico era uno de los símbolos de Venecia. Estaba en una torre situada en la Plaza San Marco, desde donde llevaba unos 500 años indicando la posición de la luna y el sol. Fue construido en el siglo XV pero como todos los relojes astronómicos, constaba de un complicado mecanismo. Tras tres siglos de restauraciones, el historiador Brusa y el relojero Gorla consideraron oportuno cambiar la longitud y posición del péndulo, viéndose en la penosa situación de abrir un agujero en el suelo...
Las guías actuales, sin embargo, siguen refiriéndose a "la cuidadosa y sabia restauración de la Torre del Reloj". Sólo los venecianos más curiosos saben que es no es del todo cierto.

1 comentario:

puaj dijo...

Eooo la sorpresa de tu anterior post fue tal que no pudimos hacerte ningun coment jeje...

Bonito salon familiar.
.......