sábado, 12 de julio de 2008

De usar y tirar.


De izda a derecha: Joselita, Txomin, Lila, Luca y Clara.

"They lived in squares, wrote in circles and loved in triangles." Bloomsbury Group.

Tras numerosos precances, por fin logramos reunirnos, pero no lo hicimos en el lugar previsto, (aquella tarde el Ateneo estaba pletórico) sino un poco más allá... Exactamente en la azotea-terraza de c/Estruc, donde era fácil verse rodeada de antenas. A nuestros pies, el suelo estaba inclinado como uno de esos sofás viejos que parecen tragarte hacia dentro, pero a nadie pareció importarle. Lila, cual Jane Austen, bajó a preparar spaguetis con pesto y ensaladas, que sirvió en unos boles cuadrados tupidos de frondosas algas, mientras en el comedor de aquel mismo piso, Leslie fotografiaba a mujeres desnudas. Los hombres tenían vetado el paso. Txomin, sin embargo, insistió torpemente en ir al baño. Toni Comín, por su parte, se fugó a las Fernandez para reaparecer hora después preguntándose por el modelo que más se aproximaba a la teoría de la Justicia de John Rawls. A algunas nos indignó que él hablara de justicia tras aquel soberano plantón. Es cierto que antes, se habían barajado otros temas... Nacionalismos o lucha de clases: ¿Cual es el motor de la Historia? La sorprendente lucidez del pensamiento judío. ¿Son los principios morales la base de una educación de éxito? A los que se añadieron otros, no menos importantes: ¿Hay algún himno que suene peor que otro? ¿Conviene reinventar una catalanidad estéticamente viable? "Mi otro gran tema del momento- afirmó Lila- es la lactancia materna y cómo puede ser que en el Reino Unido , todavía sea ilegal dar de mamar a un bebé en público". Todos nos quedamos de cretona, pese al calor.
En algún momento, Luca citó "Las ciudades invisibles", de Calvino... y yo celebré entre dientes aquello que una vez dijo su madre: ¡Odio las frases! Con todo, se dijeron grandes palabras como "diletante" pero Lechuga Edson volvió a ser tema de conversación. Y es que es duro leer a Calvino y que te abandonen por un tipo que se hace llamar "Lechuguita" para los amigos. Sí, eso sí que es injusto...por mucho que salga del cómputo de Rawls.
A todo esto, Clara dejo caer una ley laboral que podría destructurar a todo el mercado o, en su defecto, iniciar una lucha de géneros, pero lo dijo con mucha discreción... tanta que los otros ni llegaron a enterarse. Es lo que sucede cuando se cena con más de cuatro...

No es grave. Habrá segunda parte.

4 comentarios:

jesús jeleton dijo...

˝Con todo, se dijeron grandes palabras como "diletante"˝

– Te pillé.

puaj dijo...

En el Reino Unido es ilegal dar de mamar a un bebe... Vaya vayeta!!

puaj dijo...

...Publicamente

Nebraska dijo...

Joselita, le has sisado el sombrero a Duncan Grant, que es el mismo que aparece en la foto de los de Bloomsbury.