jueves, 20 de septiembre de 2007

Tengo ante mí un libro donde se recogen artículos periodísticos de Marguerite Duras.
(...)
En él, Duras entrevista a Germaine Roussel, entonces de 52 años, “nacida en Amiens, obrera de una fábrica metalúrgica de la región parisina (…) no sabe leer ni escribir".
(...)
Cito textualmente la primera parte de la entrevista, (¿para qué añadir nada?).
“-¿Hay palabras que usted reconoce sin saberlas leer?
- Hay tres. Las palabras de las estaciones de Metro que tomo todos los días: Lilas y Châtelet, y mi nombre de soltera: Roussel.
- ¿Las reconocería usted entre muchas otras?
- Entre una veintena, creo que las reconocería.
- ¿Cómo las ve usted, como dibujos?
- Digamos que sí, como dibujos. La palabra Lilas es tan alta casi como ancha, es bonita. La palabra Châtelet es demasiado alargada, me parece menos bonita. Es muy diferente a la vista de la palabra Lilas.”

Post leído en el site de JELETON, en relación a Las Lilas de Jeleton.

Pues eso. Feliz fin de semana.

2 comentarios:

yprh dijo...

Uy qué bonito... Lo que dice la entrevistada, creo que es lo mismo, que cuando vas a clase de chino, pero no haces los deberes en casa. Que reconoces los caracteres entre una veintena, pero no entre dos mil, ya que, empiezan a parecerse sospechosamente los unos a los otros.

jesús jeleton dijo...

Pero nosotros lo copiamos y pegamos de un post del blog de A-desk, firmado por Pablo Marte. Así que vaya Vd. a saber lo que pensaría Mlle. Roussel de todo esto.