miércoles, 16 de mayo de 2007

Teoría de la Tierra

"El mundo en que habitamos está compuesto de los materiales, no de la tierra predecesora inmediata a la actual, sino de la tierra que, partiendo del presente, consideramos la tercera y había precedido al territorio que estaba sobre la superficie del mar, mientras que nuestra tierra actual estaba aún bajo el agua del océano."

James Hutton. Teoría de la Tierra, 1745.


Explica Bryson en su divertidísimo "Una breve historia de casi todo" que James Hutton hizo dos cosas muy importantes. Una: escribir la Teoría de la Tierra, libro capital para la ciencia pues con él nacería la geología; y dos: morirse, pues sólo tras su muerte pudo su amigo John Playfair reescribir toda su obra. Y ese que parece ser, que pese a ser un genio, Hutton era incapaz de explicarse. Su nula virtud retórica se hace patente párrafo tras párrafo.

Por cierto, el capítulo que explica los orígenes de la paleontología parece sacado de una peli de los hermanos Marx. Andan todos corriendo en busca de fósiles y reconstruyendo falsos dinosaurios con colmillos en el cogote y cosas por el estilo... Es precioso ver cómo una disciplina se cruza con otra y nos indica cosas tan impresionantes como la edad de la Tierra. Por no hablar de la de burradas que ha llegado a hacer el ser humano por dar con una respuesta. Newton, por ejemplo, "se insertó una aguja en la cuenca ocular del ojo y recorrió con ella el espacio entre el ojo y el hueso, sólo para ver qué pasaba". Siempre me ha gustado Newton. Su tercera ley del movimiento es genial: A toda acción le corresponde una fuerza de reacción igual y opuesta.

Cielos.

9 comentarios:

bao_bao dijo...

Esto me hace pensar en una exposición que vi hace un tiempo en la British Library sobre la Ruta de la Seda: había un montón de documentos escritos en todas las lenguas de la Ruta, que si el chino, el mongol, el tangut, el uyghur, el tibetano, el persa y no sé cuántas lenguas más. A principios de siglo XX hubo una fiebre por encontrar cuantos más documentos mejor, y en las lenguas más extrañas. Hubo un hombre de no sé qué desierto perdido por el Asia Central que se inventó una lengua escrita y empezó a fabricar falsos documentos antiguos, y los iba vendiendo a los estudiosos europeos, sedientos de descubrimientos. Total, que todos los estudiosos europeos andaban como locos tras esos textos, descifrando una lengua desconocida, y se tardó mucho tiempo en descubrir el engaño. Epílogo: ahora esos textos están muy cotizados también, y se exhibían en la exposición junto con los otros.

porla(tangente) dijo...

Genial! Cuando vuelves??

puaj dijo...

Hei troncha!
tu que haces metiéndote con la Esspantoja??
jerjer
luego me leo esto... Que vaya troncho!

yprh dijo...

Yo he leído el párrafo ese con fiebre, y no lo veo muy claro, la verdad. Pero volveré.

marc dijo...

hola andrea! no he tenido tiempo de leer lo que has escrito, lo hare...te escribo para decirte que escuches el disco de Elvis Perkins ya!!! nervioso perdido estoy....y lo han confirmado para el primavera...
un besazo!

vivapuaj! dijo...

jaja nadie se lee tu escrito...
(por cierto en cuanto tenga un rato me lo miro)
saluos
muaks!

bao_bao dijo...

Jo, pues yo me lo he leído... Y realmente escribía mal, el tipo.

Vuelvo en nada, el día 27, pero me toca encerrarme en la biblioteca hasta mediados de julio; supongo que en algún momento nos veremos.

Hasta pronto!

Anónimo dijo...

todo esta en los libros,todo todo todo esta en los libros

por la tangente dijo...

Hombre todo, todo... Por cierto, es usted el-la mismo-a que se durmió con la Newsom, u es otro distinto? Si es el mismo agradecería un nombre. Bruno Schulz o espinete, me da igual!